Loading

wait a moment

Talleres mecánicos de cambio de discos en Guadassuar – ¿Cómo detectar averías en los discos?

Los discos son artefactos que componen el sistema de freno del coche y su finalidad es contribuir con la reducción de la velocidad y facilitar el detenimiento del mismo. Se trata, por tanto, de una parte esencial en lo que a la seguridad se refiere.

Es una de las piezas más resistentes de los coches, debido a que están fabricados de materiales de alta calidad. Sin embargo, esto no impedirá su eventual desgaste, por lo que será necesario que esta parte del coche se revise cada cierto tiempo, a fin de determinar si ha llegado la hora de cambiarlos.

Los discos no solo se deterioran por el desgaste. Adicionalmente, pueden sufrir averías tales como la rotura, rayado y la cristalización. Dichas situaciones, son consecuencia de diversos eventos entre los que destacan el sobrecalentamiento generado por el accionamiento continuo del pedal de freno, excesiva fricción con las pastillas o la mala instalación de estos.

En el caso de los discos, para reconocer algún problema será indispensable fijarse en la respuesta del vehículo ante el accionamiento del pedal. Así por  ejemplo, las vibraciones percibidas al frenar, generalmente indican que están alabeados. Del mismo modo, si se nota un molesto ruido, esto es indicador de que se está produciendo una excesiva fricción con las pastillas.

Para confirmar las sospechas es preciso llevar el vehículo a talleres mecánicos de cambio de discos en guadassuar, toda vez que será necesario hacer una inspección detallada de estos a fin de verificar si están desgastados o presentan alguna avería. No obstante, los coches siempre reaccionan de modo irregular cuando algo no anda bien y es deber del conductor estar atento a las señales que este da.

En todo caso, es recomendable realizar una conducción eficiente del vehículo, evitando frenar continuamente o de manera forzosa, para maximizar la duración de los discos. A ello, es indispensable sumarle, la revisión cada vez que se cambien las pastillas.

Deja un comentario