Loading

wait a moment

Cómo comprobar discos y pastillas de frenos

pastillas-bandas-frenos

Los frenos de buena calidad son la principal garantía de tu seguridad al conducir. Los discos y pastillas de freno son los componentes más sometidos a tensión durante el frenado.

En esta entrada conocerás cómo identificar discos y pastillas desgastadas, que requieren sustitución.

El mecanismo de desgaste de los discos y pastillas de freno

El disco es integral con la rueda. Bajo la acción del pedal del freno, el líquido se transmite a la pinza a través del cilindro maestro. Esta acción pellizcará las almohadillas contra el disco. Esto permite frenar el giro de la rueda y, por tanto, frenar el coche.

¿Cuándo revisar los discos de freno y las pastillas de freno?

Los coches modernos se han diseñado para que sea más fácil anticipar la revisión de los discos y pastillas de freno. Por lo tanto, en ciertos modelos, se enciende una luz de advertencia en el tablero de instrumentos cuando es necesario revisar las pastillas de freno.

En promedio debes revisar las pastillas y los discos de freno cada 30.000 km. En esta comprobación debe observarse si no se ha notado antes ningún signo de falla de los frenos (rayado, deformado, agrietado, roto). Esta frecuencia también depende del uso que hagas de tu coche.

Las pastillas de freno se desgastan más rápido y, por lo tanto, cambian con más frecuencia que los discos de freno. En general, un juego de pastillas dura la mitad que un juego de discos de freno. Puedes cambiar los discos tan pronto como se hayan usado dos juegos de almohadillas.

¿Cómo revisar tú mismo los discos de freno y las pastillas de freno?

Para comprobar tú mismo los discos de freno, es recomendable informarse previamente sobre la dimensión mínima del grosor del disco definida por el fabricante. Al exceder la pendiente mínima, el sistema de frenado será significativamente menos efectivo. La distancia de frenado en caso de frenado de emergencia también será mayor.

Para estar seguro puedes solicitar asistencia de especialistas como los de motortown que te ofrecen una respuesta acertada.

Para la verificación de las pastillas de freno se requiere que retires las ruedas y compruebes el grosor de su revestimiento. Debe ser de  al menos 3 milímetros en la parte delantera y 2 milímetros en la parte trasera.

Los síntomas de discos y pastillas en mal estado

  • Pedal de freno suave
  • Silbidos agudos
  • Ruido sordo al frenar
  • Sacudidas al frenar
  • Ruidos de desgarro de metal
  • Carrera larga del freno de mano
  • Pedal esponjoso después de un uso intensivo

No tomes a la ligera el estado y mantenimiento de tus frenos. Es una parte esencial de tu seguridad y la de tu familia.

Deja una respuesta